Tratamiento Para La Fimosis

Tratamiento Para La Fimosis

La fimosis (del griego φῑμός, phimós, «hocico») es una anomalía de los anexos cutáneos del pene que altera la mecánica de este órgano. En nuestra entrada sobre el postoperatorio de fimosis damos unos consejos muy buenos a fin de que el postoperatorio sea más soportable y dure el menor tiempo posible. Hay en casos en los cuales se puede pedir la baja laboral, estos son generalmente en trabajos físicos en los que se pueda rozar golpear la zona. Se cree que las probabilidades de contraer cáncer de pene es mayor en las personas que tienen fimosis. If you have any type of concerns concerning where and the best ways to make use of fimosis en ingles, http://demo.classyhost.com,, you could call us at the web site. Definida como una estrechez del prepucio que impide que el balano asome absolutamente, el 95 por ciento de los pequeños varones nace con una fimosis fisiológica", que con el correr de los años va desapareciendo.

Es esencial que conozcas todos los pasos que debes seguir en el momento de continuar tu tratamiento y lo que es más importante, las cosas que debes hacer durante tu restauración tras la circuncisión, ya que este es un punto clave para el tratamiento de la fimosis. El estiramiento se debe hacer a diario para conseguir desenlaces perdurables y parar cuando estés satisfecho con los desenlaces cuando veas que ha habido una mejora en su fimosis. Si la piel prepucial baja de forma libre y no existe presión en erección no hay fimosis.

Sólo la fimosis patológica debe ser tratada y para este efecto existen dos maneras, el tratamiento médico y el quirúrgico; de los cuales nos encargaremos posteriormente de comentar. Es preciso para los médicos establecer siempre una forma pero eficaz de describir una enfermedad, y el caso de la fimosis no es ajeno a esto. De ahí que que nosotros usamos la clasificación propuesta por Meuli y colaboradores en sus trabajos publicados en el Journal of Urology en 1994, por ser sencilla y concluyentes.

La parafimosis canina es un inconveniente poco común que se da en el mayor de los casos en cachorros en perros ancianos. El tratamiento de la parafimosis se realiza por sustitución del prepucio en su situación normal de forma manual, por norma general bajo anestesia. La retracción manual progresiva puede solventar la enorme mayoría de inconvenientes de fimosis parcial e inclusive total, mas es un proceso que debe efectuarse bajo supervisión médica y no efectuar una retracción brusca que pueda llevar a parafimosis y daños en el tejido del prepucio. La fimosis no es una enfermedad sino más bien una condición médica pero puede en enfermedades y problemas arduos.


Si la fimosis es muy severa con una evolución de muchos años, existe el peligro de que pueda desarrollarse un tumor de pene. No, en edades tempranas suele ser innato (de nacimiento) pero en adultos, inclusive de mucha edad, se puede generar por infecciones repetidas y habitualmente en diabéticos. En ocasiones se han detectado casos de diabetes hasta entonces ignorados al asistir a consulta por un caso de fimosis. Muchas veces el diagnóstico de la fimosis lo efectúa la madre a lo largo del aseo de su pequeño, y no es inusual que ocasione preocupación en demasía.

En algunos casos, la causa puede no ser clara, puede ser difícil distinguir la fimosis fisiológica de patológica si un bebé que parece tener el dolor al mear tiene un globo obvio en el prepucio al orinar malestar evidente. Beaugé señaló que las prácticas de masturbación inusuales, tales como empujar contra la cama frotar el prepucio hacia adelante pueden causar fimosis. La fimosis infantil crema también puede surgir en los diabéticos no tratados debido a la presencia de glucosa en la orina dando sitio a la infección en el prepucio.

En los últimos años se han publicado una serie de informes médicos sobre la incidencia de la fimosis.Varían extensamente debido a las contrariedades para distinguir la fimosis fisiológica de la fimosis patológica, diferencias de definición, problemas determinación, y las múltiples influencias adicionales en las tasas de circuncisión blog post-neonatal en etnias donde son circuncidados mayoría de los varones recién nacidos.

A veces pueden aparecer restos blanquecinos en el balano, que son debidos a la falta de higiene en la zona, que provoca la acumulación de esmegma, una secreción que tienen tanto hombre y mujeres en los genitales. En ocasiones el prepucio tiene un exceso de piel que hace que para retirarlo por completo haya que hacerlo manualmente, mas no se trata de fimosis. El primero es para casos leves, y consiste en la aplicación de corticoides por vía tópica, en forma de pomada.

Por este motivo, la fimosis fisiológica no debe preocupar y también, aun, es considerada como una útil defensa para proteger el pene del pequeño del riesgo de las infecciones. Sin embargo, en el caso de una fimosis propiamente dicha, el prepucio es tan estrecho que no puede deslizarse hacia atrás para descubrir el glande y, en algunos casos, el estrechamiento es tal que impide al niño hacer pipí. Estos quistes podrían desarrollarse entre el balano y el prepucio para formar una especie de protección con la finalidad de impedir resolver la fimosis en el pequeño.

Otras complicaciones unidas intrinsecamente al concepto de fimosis en el crecido son las balanitis inflamaciones y también infecciones del balano, la postitis grano e contagio del prepucio y la balanopostitis , si bien, union de las patologias antes mentadas. Es frecuente que al nacer el prepucio no se pueda bajar porque la piel está pegada al glande (adherencias) porque forma un anillo estrecho (fimosis) por el que no pasa el bálano.

113A ANZAC HIGHWAY, ASHFORD, SA, 5035

Copyright 2015 @ Almaden AUS

Developped by This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.